El Ministerio de Salud Pública desarrolla acciones tendientes a determinar los puntos críticos para la vigilancia epidemiológica de enfermedades que se transmiten por agua, concretamente en la población de la zona sudeste capitalina, comprendida dentro del cordón sanitario establecido en el marco del Acta de Sentencia del Poder Judicial, Expediente Nº 800732/23, por la contaminación del río Arias-Arenales.

El director general de Coordinación Epidemiológica, Francisco García Campos, efectuó una inspección ocular en la zona de ribera del río, a fin de tener un diagnóstico de situación, ya que el cauce discurre por una amplia franja en cuyas márgenes hay viviendas, espacios recreativos, zonas de acceso, microbasurales, tierras de producción, etc.

“El reconocimiento territorial es fundamental a la hora de diagramar un cordón sanitario, porque hay que conocer los puntos críticos, tanto en la línea de ribera como en la línea de inundación”, dijo García Campos, acotando que “la línea de inundación es el área que puede ser cubierta por el agua cuando se producen desbordes”.

El funcionario dijo que el cordón sanitario es de suma importancia para determinar los puntos críticos de vigilancia epidemiológica, que se hará a través de los centros de salud de los nodos Lavalle y Solidaridad, que dependen el área operativa sur, hospital Papa Francisco.

Agregó que se va a intensificar la vigilancia de enfermedades hidrotransmisibles, que pudieran estar relacionadas con la contaminación de la subcuenca Arias-Arenales. “Las aguas contaminadas pueden producir diarreas, parasitosis, hepatitis A, dermatitis, gastroenteritis, especialmente salmonelosis”, dijo García Campos, agregando que “también, cuando hay inundaciones, pueden aparecer otras enfermedades, como leptospirosis u otras transmitidas por roedores u otros vectores”.

También comentó que, junto al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, se articula la implementación de escuelas centinela, las que brindarán información a los alumnos sobre las enfermedades que pueden transmitirse por agua contaminada y cómo prevenirlas. Además, dijo que, a través de Edusalta, los establecimientos educativos de la zona podrán notificar todos los eventos relacionados con enfermedades hidrotransmisibles.

Durante el recorrido, que se extendió a lo largo de la ruta provincial 39, hasta el denominado Paso Sarmiento, donde confluye con la ruta provincial 26, García Campos también visitó la planta depuradora de líquidos cloacales de Aguas del Norte, donde se interiorizó del proceso de tratamiento de los desechos.

Compartir en redes sociales

Deja un comentario