Este viernes, el Gobierno nacional obtuvo un primer paso importante en la Cámara de Diputados para la aprobación de las reformas contempladas en la ley ómnibus: con apoyo de distintos bloques opositores, logró 144 votos a favor y 109 en contra. Entre los que acompañó el proyecto se encuentra Nicolás Massot, uno de los referentes de Hacemos Coalición Federal, quien criticó la figura de Javier Milei: «Él hizo mucho hincapié en que el ajuste no lo iba a pagar la gente de bien, que lo iba a pagar la casta. Al final la casta éramos todos«.

En ese marco, también criticó «todos los agravios del Presidente»: «Las amenazas y los aprietes hablan más de él. Es tragicómico que se ufane de no negociar mientras sus funcionarios negocian artículos». Posteriormente, explicó: «Yo no voto para quedar bien con el presidente, para darle gobernabilidad o para ayudar a un gobierno. Voto porque creo que las cosas tienen que ocurrir«.

Entrevistado en Radio Con Vos, aseguró que el debate artículo por artículo será más trabado y consideró que «de los dos puntos más relevantes y urgentes del plan de gobierno, uno está excluido del tratamiento y otro judicializado: el capítulo fiscal y la reforma laboral». «Lo único que tiene este Gobierno es una obsesión por lo recaudatorio para cerrar el déficit más por ingreso que por gasto», agregó y apuntó que «no podés pensar que vas a estabilizar la economía liberando todos los precios menos el ingreso. Eso no es una estabilización de precios, es una licuación de ingresos».

Finalmente, entendió que «a veces pareciera que el Gobierno tiene más ganas de tener razón que de tener éxito» y que «no queda claro cuál es el rumbo» del oficialismo. «Hay que ver si la sociedad está dispuesta a acompañarlo y por cuánto tiempo», manifestó y concluyó afirmando que en el Congreso «hay una mayoría que tiene coincidencias estructurales. Por eso no se entiende el tiro en los zapatos que el Presidente se pega».

La votación en Diputados aprobó la ley ómnibus en general.

La votación en Diputados aprobó la ley ómnibus en general.

Ley ómnibus: cómo fue el voto a voto

Los 144 votos a favor que obtuvo la ley ómnibus se distribuyeron de la siguiente forma:

  • La Libertad Avanza: 37 diputados.
  • PRO: 37 diputados.
  • Unión Cívica Radical: 32 diputados.
  • Hacemos Coalición Federal: 18 diputados.
  • Innovación Federal: 9 diputados.
  • Independencia: 3 diputados.
  • Producción y Trabajo: 2 diputados.
  • Buenos Aires Libre: 2 diputadas.
  • Avanza Libertad: 1 diputado.
  • Creo: 1 diputada.
  • La Unión Mendocina: 1 diputado.
  • Por Santa Cruz: 1 diputado.

Por otro lado, los 109 votos en contra estuvieron compuestos por:

  • Unión por la Patria: 97 votos.
  • Frente de Izquierda: 5 votos.
  • Hacemos Coalición Federal: 4 diputados (Margarita Stolbizer, Natalia de la Sota, Mónica Fein y Esteban Paulón).
  • Unión Cívica Radical: 2 diputados (Facundo Manes y Pablo Juliano).
  • Por Santa Cruz: 1 diputado.

Se registraron tres ausencias (el chubutense Jorge Ávila, de Hacemos Coalición Federal, el santiagueño José Gómez y el jujeño Guillermo Snopek, ambos de Unión por la Patria) y Martín Menem -presidente de la Cámara de Diputados– no emitió voto.

Ley ómnibus: cómo sigue el debate en Diputados

La votación en particular, que comenzará el próximo martes 6 de febrero, consiste en el tratamiento de la iniciativa artículo por artículo. Se trata de una instancia donde, con el proyecto ya aprobado, cada fuerza podrá manifestar su disconformidad con apartados específicos de la ley, que podrían ser suprimidos o modificados en cuartos intermedios previos al debate y la votación en el recinto.

Monzó, Massot y Pichetto, estrategas para la redacción del nuevo proyecto.

Monzó, Massot y Pichetto, estrategas para la redacción del nuevo proyecto.

Los integrantes de los tres bloques de oposición acuerdista que garantizaron la aprobación tienen libertad de acción para discutir cada artículo: las voluntades de la Unión Cívica Radical (UCR)Hacemos Coalición Federal (HCF) e Innovación Federal se regirán a partir de ahora por convicciones o demandas provinciales, y ya no por vocación de gobernabilidad.

La postura de los bloques dialoguistas le permitió al Presidente aprobar su ambicioso proyecto, pero, ahora, argumentarán que sus esfuerzos en la negociación mejoraron el texto de la ley, que aún no está escrita: su redacción tendrá origen en reuniones este fin de semana y continuará en cuartos intermedios desde la próxima sesión.

Sin fisuras, se espera que voten positivamente cada artículo La Libertad Avanza y el PROEste último caso, a pesar de subrayar hace semanas su respaldo total, podría tener matices: algunos discursos de este bloque sugirieron alguna resistencia respaldadas en intereses de industrias regionales. En la vereda opuesta se encuentra Unión por la Patria y el Frente de Izquierda, que rechazarían nuevamente la totalidad de la ley.

Algunas de las reformas de la ley ómnibus que serán debatidos artículo por artículo la próxima semana en la Cámara de Diputados son:

  • Declaración de emergencia al menos durante un año, con facultades excepcionales limitadas. Se estima que serán seis delegaciones.
  • Privatizaciones de 40 empresas estatales.
  • Educación: arancelamiento de la educación universitaria para extranjeros no residentes. Obligatoriedad de la Ley Micaela para todos los trabajadores estatales.
  • Eliminación del INADI.
  • Reforma judicial: proceso de digitalización burocrática y archivística.
  • Derogación de la Ley de Defensa de la Competencia.
  • Eliminación de la concepción del turismo como «un derecho social y económico» de las personas y la obligación del Estado nacional de «elaborar obras públicas turísticas».
  • Modificación de los artículos sobre la sostenibilidad y financiamiento de la producción cultural.
  • Uso de las armas de fuego de las fuerzas de seguridad.
Compartir en redes sociales

Deja un comentario