El seguro de Movilidad Sustentable desempeña un papel fundamental en este proceso de transición hacia un modelo de transporte más verde y equitativo: brinda seguridad total y protección a los usuarios de medios de transporte alternativos, como bicicletas o monopatines eléctricos. Esta protección no sólo genera confianza en los usuarios, sino que también incentiva su adopción y uso continuado de estos medios para movilizarse.

Los vehículos de movilidad personal (VMP) gozan de un gran protagonismo, no sólo porque su uso está tremendamente extendido debido, entre otras cosas, a su bajo costo de adquisición, mantenimiento y consumo, su facilidad de conducción y su agilidad entre el tránsito urbano, sino porque los frecuentes incidentes relacionados con este tipo de vehículos hicieron que se impongan nuevas normativas para hacer su uso más seguro.

Qué es un seguro y qué brinda

En general, las pólizas ofrecidas dan protección en caso de robo de bicicletas y vehículos de movilidad personal como monopatines eléctricos, aunque, adicionalmente, suelen proteger también la vida de quien maneja el medio de transporte, así como a terceros a través de su cobertura de responsabilidad civil.

Los nuevos seguros y que cobertura tienen.

Los nuevos seguros y que cobertura tienen.

El seguro se complementa con una serie de asistencias que apuntan al mantenimiento del vehículo o su remolque en caso de necesitarlo, haciendo especial foco en la atención médica del usuario, entre otros servicios.

Los seguros de Movilidad Sustentable no sólo son una medida de protección y seguridad para los usuarios, sino que también desempeñan un papel clave en la promoción y consolidación de un modelo de movilidad urbana más sostenible en Argentina.

Su implementación efectiva y su apoyo activo son fundamentales para lograr una transformación real hacia un futuro más limpio y habitable.

Los siniestros viales y los seguros

La lesividad de los siniestros, sin tener en cuenta aquellos en los que no se conoce su alcance, en su mayoría (un 59% de ellos) provocaron lesionados de carácter leve; un 35% de las lesiones son de carácter grave y hubo un 6% de fallecidos.

Y con respecto a la causa de ocurrencia de los siniestros, la mayoría de los casos (un 61%) se deben a la colisión con otro vehículo; seguida por la caída, con un 19%; y por el atropellamiento de peatones, en un 14% de los siniestros analizados.

En tanto que, en casos de lesiones graves y fallecidos, este porcentaje de representatividad de las colisiones con otros vehículos sube hasta el 66% y las caídas, al 23%.

En cuanto al género de las victimas, la mayoría de ellas (un 56%) fueron varones. Esta diferencia es más elevada si se tiene en cuenta a los fallecidos: 7 de cada 10 muertos fueron hombres. Y en el análisis de la edad de las personas lesionadas, casi el 60% tenían entre 15 y 34 años.

La concientización de la seguridad vial

La buena noticia es que las empresas de movilidad compartida ya adoptaron muchas medidas para aumentar la seguridad de sus usuarios. Entre ellas, la puesta en marcha de campañas de concienciación sobre el uso del casco, la difusión de guías on line con consejos e información sobre normativa, realización de controles de alcoholemia, geo-vallado en zonas con peatones y detección de conductas inseguras como derrapes, bloqueos de ruedas y conducción en tándem.

Compartir en redes sociales

Deja un comentario