Jubilaciones, el tratado del DNU por parte del Congreso y la tensión con los gobernadores pintan el panorama de decisiones urgentes de Javier Milei deberá abordar tras su paso por Israel y Roma. Según pudo saber TN, el presidente buscará seguir ajustando las cuentas nacionales mientras tensa la cuerda con los mandatarios provinciales. Sus asesores más optimistas esperan que el dato de la inflación de enero ronde en el 20%.

Milei está enfocado en la economía y en la seguridad, a la par que busca darle un refuerzo a la ayuda social en el período que considera de transición recesiva. No quiere que haya intermediarios en la entrega de subsidios y apunta a que se incluya a la clase media.

Con la caída de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados, Milei aplaza el pacto fiscal con los gobernadores, mientras continúa vigente la fórmula jubilatoria que fijó Alberto Fernández: actualizaciones trimestrales basadas en un cálculo que considera el 50% de la recaudación de la ANSES y otro 50% vinculado a la variación salarial.

Previo a quitar el capítulo fiscal del paquete, el oficialismo había propuesto aumentos por decreto y una indexación a la inflación luego de una negociación con los bloques aliados. Según pudo saber TN, el equipo del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, está trabajando en una nueva fórmula para presentar en las sesiones ordinarias.

El jefe de Gabinete, Nicolás Posse. (Foto: prensa LLA)
El jefe de Gabinete, Nicolás Posse. (Foto: prensa LLA)

Es por eso que el Milei busca sellar un acuerdo parlamentario con Mauricio Macri para conformar un interbloque con el PRO en Diputados y en el Senado. Además, apunta a sumar grueso legislativo con integrantes de otras bancadas -como de Hacemos Coalición Federal y la Unión Cívica Radical- que apoyen las reformas del oficialismo para acercarse lo máximo posible al quórum.

Esta semana habría una reunión entre el jefe de Estado y el expresidente para cerrar los detalles de la fusión legislativa. Desde el PRO, le dijeron a este medio que primero buscarán ordenar el partido y sus autoridades y que luego discutirán la propuesta de reorganizarse junto a La Libertad Avanza.

“Hoy estamos centrados en seguir fortaleciendo al bloque del PRO. En este mes demostramos que estamos unidos, que tenemos un excelente equipo con experiencia y que apoyamos con firmeza el cambio que votaron la mayoría de los argentinos”, le expresó a TN un dirigente de la cúpula del partido que fundó Macri.

Esa discusión se debe dar al interior del PRO y llegado el momento se tomará la decisión que creamos que sea mejor para el país”, agregó.

La Libertad Avanza quiere hacer una alianza con el PRO para crear un interbloque (Foto: prensa Congreso).
La Libertad Avanza quiere hacer una alianza con el PRO para crear un interbloque (Foto: prensa Congreso).

La alianza de La Libertad Avanza con el PRO en Diputados también se extendería al Senado, donde el oficialismo tiene solo 7 senadores y no tiene un blindaje claro respecto al tratado del DNU 70/2023.

El jefe de la bancada de Unión por la Patria, José Mayans, ya anticipó que quiere sesionar este jueves 15, que es el último día de sesiones ordinarias, para quitarle vigencia al decreto. “Lo que me preocupa es el DNU que está vigente, tiene artículos muy parecidos a la ley ómnibus y le da al Presidente algunas atribuciones especiales”, expresó.

“Nosotros le pedimos a la vicepresidenta que llame a la sesión, pero ella opina que tienen que pedirlo todos los bloques, no sé de donde saca eso, porque con cinco senadores alcanza. No tiene justificativo la Vicepresidenta para demorar el llamado en este tema tan importante como es el DNU”, agregó en diálogo con radio AM 750.

La línea que mantiene Victoria Villarruel es no llamar al tratado del DNU en extraordinarias, ya que no tienen garantía de poder blindarlo en medio del clima de aspereza que mantiene Milei con los gobernadores y con el radicalismo. Hubo un pedido de los bloques aliados para que el presidente le baje el tono a sus críticas.

El presidente, Javier Milei, en una reunión con gobernadores en Casa Rosada (Foto: NA).
El presidente, Javier Milei, en una reunión con gobernadores en Casa Rosada (Foto: NA).

El Gobierno mantiene la aspereza con los gobernadores y aumenta la tensión tras la caída de la Ley Ómnibus. Es por eso que quitó el Fondo Compensador del Interior, que se trataba de un subsidio al Transporte, y mantiene la prórroga del presupuesto 2023 más allá de la inflación, a la par de la reducción del 98% del envío de fondos discrecionales.

Los funcionarios acusan de traidores a los mandatarios provinciales Martín Llaryora (Córdoba), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Carlos Sadir (Jujuy), Rolando Figueroa (Neuquén) y Gustavo Sáenz (Salta). El desplazamiento del titular de ANSES, Osvaldo Giordano, y de la encargada de Minería, Flavia Royón, tuvieron su causa en el enojo del presidente con sus jefes políticos.

Leé también: Un gobernador del PRO busca frenar en la Justicia la quita de subsidios y crece la tensión con la Casa Rosada

Milei se apoya mientras en el ajuste que está llevando a cabo el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, con el objetivo de llegar a déficit cero. Sus asesores cercanos reconocen que marzo será un mes complicado y los más optimistas sostienen que podrían levantar el cepo en junio.

El presidente también intentará avanzar con un paquete de desregulaciones en el que está trabajando el autor del DNU 70/2023, el expresidente del Banco Central Federico Sturzenegger. En el Gobierno, se mantienen escépticos sobre el contenido, pero sostienen que tendrían el objetivo de fomentar inversiones.

Compartir en redes sociales

Deja un comentario