El Gobierno nacional confirmó que todas las provincias estarán presentes en la reunión de mañana a las 15 entre los funcionarios de Javier Milei y los gobernadores en Casa Rosada para iniciar las negociaciones por el Pacto de Mayo y la Ley Ómnibus. De esta manera, se superaron las previsiones que tenía el propio oficialismo días atrás.

«Confirmaron todas las provincias», afirmaron fuentes gubernamentales a El Cronista, explicando que Formosa, La Rioja y Mendoza enviarán a los vicegobernadores como los representantes de sus distritos. Mientras que para los dos primeros casos se explica por las evidentes diferencias con la gestión libertaria, en el caso del gobernador Alfredo Cornejo es por un viaje que está teniendo en Canadá para buscar inversiones mineras.

La reunión será este viernes en Casa Rosada y tendrá como anfitriones al ministro del Interior Guillermo Francos y al jefe de Gabinete Nicolás Posse. Se espera que allí se puedan establecer las primeras tratativas para el acuerdo de aprobación de la Ley Bases y el apartado fiscal que necesitan las provincias para cubrir su rojo fiscal. Ambos componentes condicionan la firma del denominado Pacto de Mayo.

La intención de los gobernadores de todos los signos políticos es, cuanto menos, escuchar a ver qué proponen los funcionarios de Milei. Tal y cómo lo dijo el Presidente en su discurso de la semana pasada, la clave para la firma del Pacto de Mayo es que la Ley de Bases para la Libertad de los Argentinos tenga aprobación parlamentaria.

Para incentivar a las provincias a acompañarla, insistirán con el apartado fiscal y la inclusión de la reversión del impuesto a las Ganancias. Este tributo es coparticipable y aliviaría la situación fiscal y financieras de las provincias, las cuales se vieron afectadas por la disminución de los envíos discrecionales desde Nación y la reestructuración de los fondos fiduciarios.

Aunque en público no lo reconocen, desde Casa Rosada ya se preparan para negociar nuevamente los artículos de la Ley Ómnibus, el cual volvió a foja cero a raíz de su vuelta a comisión determinada durante el mes de enero. Indican que insistirán con los 664 artículos y los anexos que componen al texto original, pero alegan que «hay apartados que pueden estar en debate».

 

Según pudo saber El Cronistala reforma laboral va a ser uno de los segmentos que también se presentará en las próximas semanas. Milei y sus funcionarios ven que la determinación en la Corte Suprema sobre ese apartado del DNU 70/23 no se dará en el corto plazo, por lo que apuntan a conseguir la venia de los gobernadores para tener los votos y aprobarla en el Congreso.

En tanto, entre los gobernadores todavía persiste la incertidumbre de qué puede llegar a pasar con los artículos clave que no fueron apoyados durante el debate de la Ley Bases, tales como la asignación de facultades delegadas, la privatización de empresas públicas y la suba de retenciones en granos y bienes primarios clave.

Desde el Gobierno sostienen que la presentación de Ganancias debería funcionar como un facilitador para que estas cuestiones puedan tener más adhesiones que hace dos meses atrás. «El costo del ajuste tiene que ser compartido, no podemos hacer todo nosotros», alegan.

La presencia del Presidente en la reunión no está confirmada. Todo indica que, si la asistencia es casi perfecta, Milei tiene más incentivos para apersonarse en la Casa de Gobierno y replicar la foto con los 24 mandatarios subnacionales que tuvo durante su primera semana en la Presidencia, pero hasta el momento no iría.

Compartir en redes sociales

Deja un comentario