¿Cuánto falta para tener una nueva ola de COVID-19 en Argentina? ¿Vamos efectivamente hacia ella? ¿Qué tan contagiosa puede ser? La crónica del coronavirus se cuenta así, en capítulos y con variantes nuevas que aparecen con nuevos sublinajes. La ciencia, por su parte, está dando la pelea. Avanza para generar nuevas formulaciones de vacunas que combatan lo que está por venir.

Hace unos días se conoció que las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron parecen escapar de las respuestas de anticuerpos en las personas que ya habían transitado la infección de COVID-19 y las que fueron vacunadas y reforzadas por completo. Así lo revelaron nuevos datos de investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Escuela de Medicina de Harvard. A la última variante de preocupación conocida como Ómicron, descubierta en Sudáfrica a fines de noviembre del año pasado y que desplazó a la más mortal Delta, le sucedieron mutaciones que generaron nuevas subvariantes como BA.2, que es hasta un 30% más contagiosa. Ahora, dos subvariantes, llamadas BA.4 y BA.5, se están propagando rápidamente por el mundo, lo que provoca que los casos de COVID-19 repunten.

Es por esto que los fabricantes de vacunas ya están trabajando en inyecciones que podrían provocar una respuesta inmunitaria más fuerte contra las variantes.

Los niveles de anticuerpos neutralizantes que provocan una infección o vacunas previas son varias veces más bajos contra las subvariantes BA.4 y BA.5 en comparación con el coronavirus original, según la nueva investigación publicada, el miércoles pasado, en el New England Journal of Medicine.

“Observamos reducciones de 3 veces en los títulos de anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacunación y la infección contra BA4 y BA5 en comparación con BA1 y BA2, que ya son sustancialmente más bajos que las variantes originales de COVID-19″, dijo el doctor Dan Barouch, autor del artículo, y director del Centro de Virología e Investigación de Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston.

Agregó que los datos que manejan sugieren que estas nuevas subvariantes de Ómicron probablemente podrán provocar aumentos repentinos de infecciones en poblaciones con altos niveles de inmunidad a la vacuna, así como inmunidad natural BA1 y BA2. “Sin embargo, es probable que la inmunidad de la vacuna aún brinde una protección sustancial contra enfermedades graves con BA4 y BA5″, dijo el especialista.

Recientemente descubrieron que los virus BA.4 y BA.5 tenían más probabilidades de escapar de los anticuerpos de la sangre de adultos completamente vacunados y reforzados en comparación con otras subvariantes de Ómicron, lo que aumenta el riesgo de infecciones por covid-19 innovadoras en la vacuna.

 

Fuente: Infobae

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario