Rosario: Persiguió y atropelló con su camioneta a dos motochorros

Un ladrón terminó muerto debajo de las ruedas de una camioneta 4×4, y su cómplice quedó gravemente herido tras ser embestidos por una Chevrolet S10, que era conducida por un hombre que fue víctima pocos minutos antes de un intento de robo protagonizado por los dos motochorros en el barrio de Fisherton, en oeste de Rosario.

El violento desenlace generó conmoción en ese sector residencial de Rosario, donde los vecinos de la zona se quejan del incremento de los robos y hechos de inseguridad, porque los operativos de fuerzas federales y de la policía de Santa Fe se focalizan actualmente en la parte céntrica de la ciudad.

La trama que terminó con la muerte de uno de los ladrones comenzó en Tarragona y Avenida Presidente Perón, donde se encuentran dos sucursales de los bancos Galicia y Macro. Luego de retirar dinero de uno de los cajeros electrónicos, el dueño de la Chevrolet S10 fue víctima de una salidera bancaria. Dos ladrones en moto le sustrajeron un bolso con dinero en efectivo, cuyo monto no trascendió.

Según fuentes policiales: La victima luego de haber sido asaltada, prosiguió a perseguirlos para finalmente envestirlos con su camioneta.

Uno de los motochorros quedó debajo de las ruedas de la camioneta y falleció casi en el acto. El otro ladrón terminó tirado en la vereda junto al portón de una casa, con un arma al lado de su cuerpo, según las fuentes policiales. Ambos asaltantes, de acuerdo con la información de las fuerzas de seguridad, vivían en la zona oeste, no muy lejos de donde se produjo el hecho.

El ladrón herido fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde se encuentra internado en grave estado por las lesiones que recibió cuando fue embestido por la Chevrolet S10.

Este miércoles en la autopista Rosario-Córdoba, en la zona oeste de Rosario, se produjo otro violento robo a una automovilista de 59 años, que fue ferozmente golpeada por dos ladrones que la abordaron cuando se vio obligada a frenar después de chocar con un objeto que aparentemente le habían arrojado sobre la calle.

La mujer relató que al detenerse, hizo una llamada de emergencia y en ese momento aparecieron dos ladrones que le golpearon con una piedra el vidrio de la puerta de la conductora hasta que lo destruyeron. La golpearon en la cabeza y le sacaron sus pertenencias.

 

fuente: La Nación

Compartir en redes sociales

Deja un comentario