En el barrio San Bernardo de la ciudad de Salta se ejecuta una primera etapa de obras para optimizar el servicio de agua potable. Desde la Secretaría de Obras Públicas indicaron que los trabajos registran un avance del 22% y cuentan con una inversión provincial de $66.7 millones.

Las tareas comprenden el recambio de 4.062 metros lineales de cañerías de diversos diámetros, instalación de ocho válvulas esclusas, cuatro válvulas de desagües, diez hidrantes y dos sistemas de regulación de presión.

Cabe destacar que el proyecto incluye 155 conexiones domiciliarias con los pilares, gabinetes y kits de medición correspondientes. Además se efectuará la reposición de 2.458 metros cuadrados de pavimento y 93 m2 de veredas.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario