El país amaneció con una medida de fuerza de parte del sector bancario por un reclamo de un aumento del 60%.

El gremio de La Bancaria apuntó contra los bancos y el Ministerio de Trabajo en reclamo de mejores condiciones laborales. Por este motivo, se decretó un paro de 24 horas para este jueves y, además, se llamó a una marcha para la próxima semana.

“Con la suficiente antelación, para prever y organizar todo lo referido al pago de jubilaciones, como así también las distintas asignaciones sociales que deban pagarse ese día en las entidades bancarias, y hacemos responsables a las cámaras patronales por cualquier tipo de inconveniente en ese sentido”, expresó el comunicado que se realizó hace una semana.

Ante este escenario, los clientes deberán operar por homebanking y solo aquellos trámites que no necesitan intervención de una persona física. También están disponibles los cajeros automáticos.

Desde los bancos destacaron el uso de tarjetas de crédito y débito, así como el uso de medios de pagos digitales.

Tras la audiencia llevada a cabo ayer en el Ministerio de Trabajo de la Nación, el gremio consideró “inadmisible” la propuesta de un aumento salarial de 55% -en tramos hasta noviembre, con una revisión dentro del último trimestre del año- que presentaron los bancos y ratificó la medida de fuerza para hoy.

 

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario