En el marco de las políticas de control ambiental, la Municipalidad avanza con diversos operativos tendientes a detectar focos infecciosos que atentan contra la salud de las personas.

De esta manera, las patrullas ambientales detectaron dos basurales de grandes dimensiones ubicados en zona oeste alta y en cercanías al río San Lorenzo (zona de Circunvalación Oeste). En ambos casos se dispondrá de un operativo especial y acorde a la cantidad y superficie de los focos infecciosos.

“El primero de ellos se encuentra en una zona cercana al complejo de la UTA, calle Comodoro Rivadavia, tramo comprendido desde calle Himalaya hasta el complejo San Miguel” especificó la subsecretaría de Política y Control Ambiental, Heidi Rotelo Agnelli.

La funcionaria detalló que en este lugar “se pudo verificar la existencia de numerosos puntos de acumulación de basura compuestas por residuos domiciliarios, formando microbasurales en casi todo el trayecto. Asimismo, se visualizaron lugares en los que se habría estado produciendo la quema de residuos”.

En el caso de la zona de Circunvalación Oeste, inmediaciones al puente de río San Lorenzo se pudo detectar varios microbasurales crónicos, donde se identificaron residuos domiciliarios y cubiertas de automóviles en desuso como así también materiales de construcción desechados (escombros y hierros).

“En algunos sectores pudimos observar la quema de basura a cielo abierto, que no sólo genera un impacto ambiental sino también perjuicios para la salud de las personas”, dijo Rotelo Agnelli.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario