En el marco del plan de saneamiento del río Arenales, la Municipalidad renovó su compromiso ambiental y conformó una nueva mesa de trabajo ampliada para determinar diversas acciones a llevar a cabo y profundizar las que ya se vienen realizando.

Al respecto, el secretario de Servicios Públicos y Ambiente, Mariano Castelli, explicó que “tener un río sano es un compromiso de toda la sociedad, por ello queremos comprometer a diversos actores y avanzar hacia el saneamiento, pensando en las futuras generaciones”.

“En esta nueva mesa de trabajo hemos expuesto las acciones concretas que se llevan realizadas por parte del municipio y queremos elaborar más tareas u operativos, entre ellas aumentar el control y la fiscalización de tratamiento de residuos para lograr una ciudad sustentable en el plano medio ambiental”, destacó el funcionario.

Si bien el objetivo es lograr el saneamiento del río Arenales y su cuenca, es importante destacar que la Municipalidad continúa con diversas acciones de control y hasta la fecha se llevan labradas 15 multas y 19 notificaciones por volcamientos de crudo, desechos y microbasurales en diversos puntos del río que atraviesa la ciudad.

Entre los diversos temas expuestos se destacó el plan de mejora del índice de calidad ambiental y la fiscalización de industrias, comercios e inmuebles en el manejo de residuos como aguas grises, escombros, desechos y microbasurales. Además, junto al Concejo Deliberante se acordarán reformas al marco legal referido a las categorizaciones e impactos ambientales de industrias, fábricas y comercios.

Otro de los puntos destacados durante la reunión fue la profundización de la educación ambiental para lograr un cambio cultural y mejor conciencia para el cuidado del ambiente en general. Actualmente la Municipalidad brinda diversas charlas y talleres a alumnos de todos los niveles educativos, como así también a personal, por ejemplo, de hospitales y empresas.

Además, se hizo hincapié en la importancia de un rápido abordaje de la problemática sobre la incorrecta disposición de residuos, destacándose el rol de la patrulla ambiental compuesta por inspectores y el funcionamiento de la línea gratuita 147 para recepción de denuncias.

Entre otros aspectos se planteó la necesidad de controlar la conformación de asentamientos en zonas de rivera que afectan el curso del río, sus movimientos naturales de caudal de agua y los volcamientos de residuos tanto dentro del río como en sus márgenes.

Participaron de la reunión: la Subsecretaría de Política y Control Ambiental, cuerpo de inspectores municipales y representantes del área de Planeamiento Municipal; el concejal Alberto Salim y personal técnico de la Secretaría de Recursos Hídricos de Provincia y del Ejército Nacional.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario