Después de la primera eliminación en esta nueva temporada de Gran Hermano (Telefe), en la que cayó Tomás Holder, llegó la segunda “placa”, los nuevos nominados de esta semana. Lo primero que se vio en esta gala es que Walter, más conocido como Alfa, intentó hacer una nominación espontánea (la cuál consiste en otorgarle tres puntos en contra al primer elegido y dos al restante), pero el Gran Hermano le dijo que eso ya había ocurrido.

Sin embargo, Santiago del Moro sorprendió al adelantar que el Gran Hermano tiene sospechas de que se habría realizado un complot entre un grupo de participantes a la hora de hacer las nominaciones.

Así las cosas, Alfa nominó a Juan, “porque me acusó de cosas que no tienen sentido” y a Nacho. De los dos dijo que “se creyeron que tenían la casa tomada y no”.

Daniela también le otorgó dos puntos a Juan (”Cambia de personalidad todo el tiempo) y uno a Alfa: “Hubo un desencuentro y siento que se terminó de quebrar la poca relación que había”, argumentó.

Luego pasó María Laura al confesionario, quien también repitió dos votos en contra para Juan. Y uno más para Alfa. En ambos casos, dijo que “hubo actitudes que me molestaron, que me hicieron sentir incómoda”.

En su turno, Marcos le dio dos puntos Nacho (”Después de todo lo que pasó, hay actitudes que no me gustan”) y el otro voto fue para Juan (”Veo actitudes egoístas”).

En primer lugar, Romina nominó a Martina. “Es una de las chicas con las que no me encuentro, no me siento cómoda. No me gustan cosas de su juego”, dijo. “El último voto sería para Nacho, por lo mismo”, agregó después.

Thiago votó en contra de Martina en primer lugar. Y luego, a Juan. “Estuvieron metidos en eso de esconder la comida y no me gusta que jueguen con eso porque hay mucha gente que no tiene para comer”, dijo para ambos casos.

Después fue el turno de Alexis, también conocido como el Conejo, quien en primer término nominó a Nacho y después a Martina (”La noto muy falsa).

Coti otorgó dos votos contra Nacho (”De su grupo creo que va a ser el menos votado“) y uno contra Alfa (”Creo que va a tener otros votos más y prefiero que vaya él a placa antes que otra persona”).

Maxi, quien esta semana ganó la prueba del líder y tiene no solo la inmunidad sino la potestad de salvar a alguien de la placa, fue el siguiente en ir hacia el confesionario. Así, votó a Martina (”Su energía choca con la casa”) y a Nacho (”Me cuesta bastante, pero está en el mismo juego que Martina. No comparto su forma de jugar”).

Juliana fue la siguiente en pasar y eligió a Martina (”Desde el primer día siento que hay actitudes que no me gustan”) y a Juan (”Siento que no lo está disfrutando, no es feliz acá adentro, no lo veo sonreír. creo que le está haciendo mal estar acá. Tal vez le hago un favor”, dijo)

Luego fue el momento de Agustín y en el confesionario votó en contra de Juan (”Lo veo muy mal, que está solo y le está pesando eso”) y de Mora (”La semana pasada no me gustó una actitud que tuvo”).

La decisión de Mora fue puramente estratégica y no basada en afinidades. Así, eligió primero a Nacho y después a Alexis. ”Me caen genial, pero también necesito repartir votos y no quiero quedar pegada yo. Solo por eso”, argumentó su elección.

 

Lucila, la Tora, fue contra Nacho y contra Walter. “A Nacho por una cuestión de juego, para que se vaya desarmando de a poquito ese grupo. Y a Alfa también por juego, no es que me lleve mal con ninguno de los dos”, dijo.

En su nominación, Julieta cargó contra Martina (”No me gusta su actitud, su forma de hablar, su forma de pedir las cosas. Me parece falsa, careta, se hace la buenita”) y Juan (”Se me está haciendo difícil la convivencia y no se le cae una sonrisa”).

Los últimos tres votos que quedaron por verse son los de “los monitos”, el grupo que conforman Nacho, Juan y Martina, y del que también formaba parte Holder, el primer caído en el reality que conduce Santiago del Moro. Y en este punto se sembraron las dudas acerca de un posible complot: se mostraron imágenes en la que el grupo se puso de acuerdo en hacer la nominación espontánea ni bien finalizara la gala de eliminación, con votos “para Corrientes y para Córdoba”.

Luego se vio cómo Nacho fue directo al confesionario para efectivizar la espontánea y le aplicó tres puntos en contra a Alexis (proveniente de Córdoba) y dos a Coti (correntina). “Alexis empezó con una postura con nosotros, después la cambió y después volvió. Y lo de Coti es por una cuestión de estrategia y porque tengo poca afinidad, hay actitudes suyas que no me terminan de cerrar”, dijo.

Después de que se vieran más imágenes sobre este complot, se vio que Juan votó también a Coti y a Alexis. “Están en un cumpleaños y no en Gran Hermano”, se justificó.

Antes de ver la nominación de Martina, también se vio cómo “los monitos” seguían poniéndose de acuerdo para nominar a “Corrientes y Córdoba”. Y en su votación fue contra Alexis (”No me gustó la actitud de festejo que tuvo cuando se fue Holder”) y a Coti (”La veo que puede llegar a ser fuerte de las mujeres”). “Para Gran Hermano hubo complot”, gritó del Moro. Y la decisión fue suprimir los votos en contra de Alexis y Coti.

Así las cosas, la placa quedó conformada por Nacho (con 13 votos en contra), Juan (12), Martina (11) y Walter (4). En la siguiente gala se sabrá cuál será la decisión de Maxi en cuanto a sacar a uno de ellos de los nominados. Y el próximo domingo, se revelarán los votos del público que determinarán al siguiente expulsado o expulsada de la casa.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario