En el 202° aniversario del fallecimiento del General Manuel Belgrano, el gobernador Gustavo Sáenz, acompañado por su esposa Elena Cornejo, presidió esta mañana el acto oficial por el Día de la Bandera, de la que Belgrano fuera el creador.

 

En el histórico Campo de la Cruz, prometieron fidelidad a la Bandera más de 300 niños de 4° grado de diferentes establecimientos educativos. También juraron lealtad a la enseña, comprometiéndose defenderla aún a costo de sus vidas, 428 soldados voluntarios de la Guarnición Ejército Salta y veteranos de Malvinas que mantienen encendida la llama de la Patria.

 

Además, durante el acto, el gobernador Sáenz y el intendente departamental de Rocha de la República Oriental del Uruguay Alejo Umpiérrez firmaron un Memorándum de entendimiento. El propósito fue establecer relaciones de amistad y cooperación para consolidar y desarrollar la unión entre Rocha y la provincia de Salta, fortaleciendo la comprensión e integración mutua de los pueblos de Argentina y Uruguay.

 

En la continuidad de las celebraciones por el Día de la Bandera, el gobernador Sáenz se dirigió a los alumnos para tomarles la solemne promesa, recordándoles que significa no sólo lealtad a la Bandera, sino además a los valores y tradiciones que ella representa, a la solidaridad, amor al prójimo y unión.

 

En el Día de la Bandera, Sáenz recordó que la enseña patria es el símbolo de nuestra soberanía y la expresión de nuestra historia

Dijo: “La Bandera Argentina es el símbolo de nuestra soberanía que hace libres a los hombres y mujeres del pueblo argentino. Es la expresión de nuestra historia, forjada con la esperanza y el esfuerzo, los sueños y las realizaciones de millones de hombres y mujeres, los que nacieron en nuestra tierra y los que vinieron a poblarla al amparo de nuestra Constitución”.

 

Destacó que la enseña nacional representa nuestro territorio, nuestro pasado, simboliza nuestro presente y futuro, el de nuestros hijos y el de las sucesivas generaciones.

 

Tras estas palabras, el Gobernador pronunció la fórmula: “Alumnos, ¿prometen defenderla, respetarla y amarla con fraterna tolerancia y respeto, estudiando con firme voluntad, comprometiéndose a ser ciudadanos libres y justos, aceptando solidariamente en sus diferencias a los que pueblan nuestro suelo y transmitiendo en todos y cada uno de sus actos valores permanentes e irrenunciables?”, a la que siguió una contundente afirmación de los promesantes.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario