Un hincha se metió al campo de juego durante Portugal-Uruguay con una bandera y consignas en su remera.

Portugal todavía no le ganaba a Uruguay con ese centro de Bruno Fernandes que buscó Cristiano Ronaldo y se metió en el arco de Rochet. A los cinco minutos del segundo tiempo, un hincha se metió el campo de juego con una bandera y dos proclamas políticas en su remera celeste con el logo de Superman en el pecho.
El simpatizante se transformó en el primero en pisar el césped de un partido durante esta Copa del Mundo. Y lo hizo con una bandera LGBT en sus manos, la que dejó ante el primer cruce con un hombre de seguridad y dos mensajes en su remera. “Salven a Ucrania” en el frente y “respeto por las mujeres iraníes” en su espalda.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario