El Papa Francisco autorizó a las mujeres a dar la comunión y ayudar en el altar

Aunque en muchas comunidades ya estaban autorizadas, muchas veces por la escasez de sacerdotes, se llevaba a cabo sin un mandato institucional real.

El papa Francisco autorizó que las mujeres puedan leer la Palabra de Dios, ayudar en el altar durante las misas y distribuir la comunión, pero, por el momento, no abre al sacerdocio, en un “motu proprio” (documento pontificio) que introduce cambios en el actual código de Derecho Canónico.

En este “motu proprio” se revisó el documento de San Pablo VI “Ministeria quedam” (1972) que sólo permitía a los varones recibir los ministerios del Lectorado y el Acolitado. El lector es el encargado de leer la Palabra de Dios en las ceremonias, mientras que el acólito ayuda al diácono y al sacerdote en el altar y también puede distribuir la comunión, entre otras funciones.

Aunque las mujeres ya realizan estos ministerios en lugares donde faltan sacerdotes, en la última asamblea del Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía se había aprobado un punto para que fuese institucionalizada.

 

Fuente: infobae

Compartir en redes sociales

Deja un comentario