El hospital San Bernardo renovó el 100% de las camillas que se utilizan para el traslado de pacientes en los distintos servicios del establecimiento, como enfermería, clínica médica y unidades de terapia.

 

Se trata de 58 camillas reforzadas para pacientes estándares, con dispositivo para adosar un tubo de oxígeno y 6 especiales, para pacientes con obesidad.

 

“La última compra de camillas se había hecho en el año 2015, en esa ocasión fueron 7 y ya necesitábamos renovar la dotación completa, porque estaban prácticamente en desuso”, dijo el gerente general del hospital, Pablo Salomón.

 

Además, se compraron 3 sillas de ruedas, que reemplazan a otras que ya no estaban en condiciones óptimas de uso, totalizando una inversión de 3 millones 600 mil pesos.

 

“Esta inversión forma parte del plan de fortalecimiento del hospital, que además de mejoras en el equipamiento contempla la capacitación del recurso humano, con el fin de brindar atención de calidad a los pacientes y mejores condiciones de trabajo para el personal”, expresó Salomón.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario