Hasta el viernes 29 se realizan PAP, captura hibrida y talleres de concientización en los centros de salud del área operativa dependiente del hospital Papa Francisco. Está dirigida a mujeres mayores de 30 años. Se trata de la patología oncológica más diagnosticada entre las mujeres que, si no se detecta y trata a tiempo, puede ocasionar la muerte.

En los Centros de Salud del Área Operativa Sur, dependiente del hospital Papa Francisco se trabaja desde ayer y hasta el viernes 29 de julio con una intensa campaña para la prevención del Cáncer de Útero, efectuando controles ginecológicos y aplicando la vacuna contra el VPH.

La campaña tiene por objetivo captar a las pacientes que tengan o porten el virus HPV, la detección temprana de anomalías mediante el examen de papanicolaou, permite realizar tratamiento y evitar el cáncer de cérvix uterino.

“Está dirigida a mujeres mayores de 30 años porque la evolución de la enfermedad requiere, más o menos, 20 años en presentar síntomas. Es fundamental resaltar la importancia de la vacunación HPV que es la manera de prevenir la enfermedad, además del uso de preservativo en las relaciones sexuales”, explicó Darío Isasmendi, coordinador del Primer Nivel de Atención.

Durante esta semana técnicas trabajan en la captación de pacientes con el virus HPV realizando las tomas de muestras en los centros de salud para que las vecinas tengan la posibilidad de poder realizar estos importantes estudios.

Isasmendi explicó que cuando se detecta la enfermedad, el equipo médico evalúa el caso y determina el tratamiento o indica el procedimiento quirúrgico, si correspondiere.

“Las lesiones que produce la enfermedad son algunas más agresivas que otras, pero comienzan ocasionando un daño microscópico que después se traduce y se hace mascrocopico produciendo lesiones que son evidenciables clínicamente. Lo que buscamos es detectar el virus en los momentos iniciales para evitar su diseminación y poder realizarle el tratamiento correspondiente”, indicó el coordinador del Primer Nivel de Atención.

Durante esta semana se realizan dos tipos de estudios: la captura hibrida que detecta el virus HPV y el otro es el PAP que detecta las lesiones causadas por el HPV.

En caso de que la paciente de positivo se le recomienda controles periódicos anuales, mientras que si en el PAP da positivo, eso quiere decir que ya hay una lesión establecida, por lo que se necesita conocer el grado de la lesión y para eso se realiza un siguiente estudio. “Con la captura hibrida nos anticipamos a las lesiones”, destacó el médico.

Se trabaja desde el lunes 25 al viernes 29 en los distintos centros de salud del área operativa sur, con la toma de muestra de PAP y de captura híbrida. Además en las salas de espera, el personal de salud brinda talleres sobre lo qué es el cáncer de cuello de útero. Desde el hospital se entregó todo el material necesario para la realización de los estudios.

“Las mujeres pueden acercarse a su centro de salud más cercano para obtener su turno. Buscamos romper las barreras que tiene la mujer para poder llegar a realizarse los estudios”, explicó Claudia Terán, coordinadora de la campaña.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario