Boca alcanzó las semifinales de la Copa Argentina en las que enfrentará a Patronato, de Paraná (que este miércoles truncó la posibilidad de un nuevo superclásico en esta competencia al eliminar a River), al vencer en un partido que empezó el miércoles y terminó el jueves a Quilmes, por 3 a 2, en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza.

A Boca lo sorprendió la propuesta ofensiva de Quilmes, que salió decidido a apropiarse de la mitad de la cancha, y mucho más cuando apenas consumidos cuatro minutos ya los “cerveceros” se pusieron en ventaja con un golazo de Julián Bonetto.

El volante disparó de zurda desde afuera del área grande que le “viboreó” al arquero Javier García y el balón se le incrustó contra su ángulo superior izquierdo.

Pero muy poco le duró la alegría a los quilmeños, porque apenas siete minutos después Darío Benedetto aprovechó una pelota rebotada en el borde derecho del área chica y su momento angelado en el que todos los balones le caen a él, para empatar el partido con un derechazo cruzado.

Compartir en redes sociales

Por Cristian

Deja un comentario