Alemania decreta confinamiento duro para la próxima navidad

Ante el empeoramiento de la situación sanitaria, se decreta el cierre de comercios no esenciales, así como la clausura de las escuelas y las guarderías. Las reuniones navideñas serán de cinco personas.

Alemania entra en confinamiento duro a partir de este miércoles y hasta el 10 de enero, en lo que será el mayor golpe a la vida pública y actividad comercial adoptada en este país contra la pandemia del coronavirus desde el estallido de la misma.

En 48 horas, toda la actividad comercial no esencial deberá echar el cierre, es decir todos los negocios salvo farmacias, ópticas, droguerías, gasolineras, bancos, supermercados y servicios de correos. Se prohíbe la venta y consumo de alcohol en lugares públicos, así como la venta de pirotecnia, con la que en este país se recibe el Año Nuevo.

Las reuniones se restringen a un máximo de cinco personas de dos hogares, sin contar menores de 14 años. Los servicios religiosos deberán celebrarse con medidas de higiene y seguridad extremas. No habrá cantos y el uso de mascarillas será obligatorio. Las residencias de ancianos se blindarán.

En el largo catálogo de restricciones aprobado en la conferencia extraordinaria celebrada hoy por el Gobierno Federal y los Länder figura así mismo el adelanto de las vacaciones escolares o, en su defecto, el levantamiento de la obligatoriedad de la asistencia presencial en las aulas. Se impone el trabajo telemático.

 

Fuente: el mundo

Compartir en redes sociales

Deja un comentario